<--Awin verification 001-->
julio 15, 2024

Prácticas recomendadas de seguridad para proteger tu sitio web y tu negocio en línea

Actualizado: 1 junio, 2024

 Prácticas recomendadas de seguridad para proteger tu sitio web y tu negocio en línea

La seguridad en línea es un aspecto fundamental para cualquier sitio web, conocer las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web es fundamental si tienes un negocio en línea que maneja información sensible de los clientes, como datos personales, financieros o de pago. Un sitio web seguro no solo protege la reputación y la confianza de tu marca, sino que también evita posibles pérdidas económicas, legales o de reputación causadas por ataques cibernéticos.

En este artículo, te explicaremos la importancia de la seguridad en línea, las vulnerabilidades comunes que pueden afectar a tu sitio web, y las mejores prácticas de seguridad que puedes implementar para proteger tu sitio web y tu negocio en línea de amenazas externas e internas.

Importancia de la seguridad en línea

Se deben tomar medidas y acciones para proteger un sitio web.

Una de las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web es el conjunto de medidas y acciones que se toman para proteger un sitio web o una plataforma digital de ataques maliciosos que buscan robar, dañar o alterar la información o el funcionamiento del mismo. La seguridad en línea es importante por varias razones:

Protege la privacidad y la integridad de los datos

Un sitio que cumpla con las Prácticas de seguridad para proteger tu sitio web, debe garantizar que los datos que se almacenan o se transmiten a través del mismo no sean interceptados, modificados o eliminados por terceros no autorizados. Esto es especialmente relevante si tu sitio web maneja información personal o financiera de tus clientes, como nombres, direcciones, números de tarjeta o contraseñas.

Si esta información cae en manos equivocadas, puede ocasionar problemas legales, fraudes, suplantaciones de identidad o extorsiones.

Mejora la confianza y la credibilidad de tu marca

Otra de las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web es la transmisión de una imagen profesional y responsable a tus visitantes y clientes potenciales, lo que aumenta su confianza y su disposición a interactuar con tu negocio en línea.

Por el contrario, un sitio web inseguro puede generar desconfianza, rechazo o incluso miedo, lo que puede afectar negativamente a tu reputación y a tus ventas.

Optimiza el rendimiento y la velocidad de tu sitio web

Un sitio web seguro evita que se produzcan errores, fallos o interrupciones en el funcionamiento del mismo, lo que mejora la experiencia de usuario y la satisfacción de tus clientes.

Además, un sitio web seguro también puede mejorar el posicionamiento SEO de tu página, ya que los motores de búsqueda como Google valoran positivamente la seguridad como un factor de calidad y relevancia.

Previene posibles sanciones o multas

Un sitio que esté en sintonía con las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web, quiere decir que está al día con las normativas y leyes vigentes en materia de protección de datos y seguridad informática. De esta forma evita posibles sanciones o multas por incumplimiento o negligencia.

Por ejemplo, el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) establece una serie de obligaciones y derechos para los responsables y los usuarios de los datos personales en la Unión Europea, así como sanciones económicas por su incumplimiento.

Vulnerabilidades comunes en los sitios web

Un sitio web puede ser vulnerable a diferentes tipos de ataques cibernéticos.

Un sitio web puede ser vulnerable a diferentes tipos de ataques cibernéticos, dependiendo del nivel de seguridad que tenga, del tipo de plataforma que utilice, del tipo de contenido que ofrezca o del tipo de información que maneje. Algunas de las vulnerabilidades más comunes que vulnera las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web son:

Inyección SQL

Es un tipo de ataque que consiste en introducir código malicioso en una consulta SQL (Structured Query Language) que se envía a una base de datos desde un formulario web. De esta manera, el atacante puede acceder, modificar o eliminar los datos almacenados en la base de datos, o incluso ejecutar comandos arbitrarios en el servidor.

Cross-site scripting (XSS)

Se trata de insertar código malicioso en una página web que se ejecuta en el navegador del usuario. De esta forma, el atacante puede robar información del usuario, como cookies, sesiones o credenciales, o modificar el contenido o el comportamiento de la página web.

Cross-site request forgery (CSRF)

Hace que un usuario envíe una petición maliciosa a un sitio web en el que está autenticado, sin su conocimiento ni consentimiento. Con esta acción, el atacante puede aprovecharse de los privilegios del usuario para realizar acciones no autorizadas, como transferir dinero, cambiar contraseñas o borrar datos.

Ataques de fuerza bruta

Es un tipo de ataque que pone en riesgo las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web, consiste en probar sistemáticamente diferentes combinaciones de caracteres hasta encontrar la contraseña correcta de un usuario o de un sistema. Si ocurre esto, el hacker puede acceder a la cuenta o al sistema y realizar acciones maliciosas.

Ataques DDoS

Es un tipo de ataque que consiste en enviar una gran cantidad de peticiones o tráfico falso a un sitio web, con el fin de sobrecargarlo y hacer que deje de funcionar o que se ralentice. De esta manera, el atacante puede impedir que los usuarios legítimos accedan al sitio web o que lo hagan con dificultad.

Uso de contraseñas seguras y únicas

Una de las mejores herramientas de seguridad para proteger tu sitio web y tu negocio en línea es el uso de contraseñas seguras y únicas. Las contraseñas son la primera línea de defensa contra los ataques cibernéticos, ya que son las que permiten acceder a tu cuenta o a tu sistema. Por eso, es importante que sigas estas prácticas de seguridad para proteger tu sitio web:

Usa contraseñas largas y complejas

Una contraseña segura es otra de las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web. Esta debe tener al menos 8 caracteres y combinar letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos especiales. Evita usar palabras comunes, nombres propios, fechas o secuencias predecibles, como 123456 o qwerty. Cuanto más larga y compleja sea tu contraseña, más difícil será de adivinar o de romper por fuerza bruta.

Usa contraseñas únicas para cada sitio web o servicio

Una contraseña única es aquella que solo usas para un sitio web o servicio específico, y que no compartes con ningún otro. De esta manera, si una de tus contraseñas se ve comprometida por una filtración o un robo, el resto de tus cuentas o sistemas no se verán afectados.

Además, evita emplear la misma contraseña para tu correo electrónico que para tu sitio web, ya que el correo electrónico suele ser el medio para recuperar o cambiar las contraseñas olvidadas o perdidas.

Cambia tus contraseñas periódicamente

Una contraseña periódica es aquella que cambias cada cierto tiempo, por ejemplo cada 3 o 6 meses. De esta manera, reduces el riesgo de que alguien pueda acceder a tu cuenta o a tu sistema si ha obtenido tu contraseña por algún medio. Si sospechas que alguna de tus contraseñas ha sido comprometida, cámbiala inmediatamente.

Usa un gestor de contraseñas

Una de las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web que no pueden faltar es tener un gestor de contraseñas, esta es una herramienta que te permite crear, almacenar y gestionar tus contraseñas de forma segura y cómoda.

Así, no tienes que recordar ni escribir tus contraseñas cada vez que accedes a un sitio web o servicio, sino que el gestor lo hace por ti. Además, el gestor te ayuda a generar contraseñas seguras y únicas para cada sitio web o servicio, y a cambiarlas periódicamente.

Estas son algunas alternativas y consejos de seguridad para evitar vulnerabilidades en tu sitio web y tu negocio no se vea afectado que te permitirán respetar las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web.

Mantener el software actualizado

Otra de las mejores prácticas de seguridad para proteger tu sitio web y tu negocio en línea es mantener el software actualizado. El software es el conjunto de programas y aplicaciones que hacen funcionar tu sitio web o tu plataforma digital, como el sistema operativo, el servidor web, la base de datos, el CMS (Content Management System) o los plugins. Mantener el software actualizado es importante por varias razones:

Corrige errores y fallos

El software puede contener errores o fallos que afecten al funcionamiento correcto del mismo, lo que puede provocar problemas técnicos, pérdida de datos o vulnerabilidades de seguridad. Por eso, es importante mantener el software actualizado con las últimas versiones o parches que los desarrolladores o proveedores ofrecen, ya que suelen incluir correcciones o mejoras que solucionan estos problemas y aumentan la estabilidad y el rendimiento del software.

Mejora la seguridad y la protección

Al no actualizarlo, el software puede llenarse de vulnerabilidades o agujeros de seguridad que permitan a los atacantes acceder, modificar o dañar tu sitio web o tu plataforma digital, o robar información sensible o financiera de tus clientes, lo que vulnera las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web.

Optimiza el rendimiento y la velocidad

Otra de las consecuencias negativas, es que el software contenga ineficiencias o limitaciones que afecten al rendimiento o a la velocidad de tu sitio web o tu plataforma digital, lo que puede provocar una mala experiencia de usuario, una pérdida de clientes o una baja en el posicionamiento SEO.

Protección contra ataques de fuerza bruta

Otra de las mejores prácticas de seguridad para proteger tu sitio web y tu negocio en línea es la protección contra ataques de fuerza bruta. Los ataques de fuerza bruta son aquellos que consisten en probar sistemáticamente diferentes combinaciones de caracteres hasta encontrar la contraseña correcta de un usuario o de un sistema. De esta manera, el atacante puede acceder a la cuenta o al sistema y realizar acciones maliciosas.

Si quieres proteger tu sitio web y tu negocio en línea, puedes llevar a cabo una implementación de medidas de seguridad en tu sitio web como las siguientes: 

Limita el número de intentos de inicio de sesión

Una forma de evitar que los atacantes prueben infinitas combinaciones de contraseñas es limitar el número de intentos de inicio de sesión que se pueden realizar desde una misma dirección IP o dispositivo.

Si se supera el límite establecido, se bloquea el acceso o se envía una alerta al administrador o al usuario. Por ejemplo, puedes establecer un límite de 3 o 5 intentos fallidos antes de bloquear el acceso durante un tiempo determinado.

Usa un sistema de captcha o verificación humana

Usar un sistema de captcha o verificación humana protege tu web.

Para evitar que los atacantes usen programas automatizados para probar contraseñas, es usar un sistema de captcha o verificación humana que requiera una acción manual por parte del usuario para iniciar sesión.

De esta forma, se dificulta el proceso de inicio de sesión para los bots o los scripts maliciosos, pero no para los usuarios legítimos. Por ejemplo, puedes usar un sistema de captcha que pida resolver una operación matemática, seleccionar una imagen o escribir un código.

Usa una autenticación de dos factores

Una forma de reforzar la seguridad de tu sitio web y tu negocio en línea es usar una autenticación de dos factores que requiera una información adicional, además de la contraseña para iniciar sesión.

Aunque el atacante consiga averiguar la contraseña, no podrá acceder a la cuenta o al sistema sin el segundo factor, que puede ser un código enviado al teléfono móvil, al correo electrónico o a una aplicación, una huella dactilar, un reconocimiento facial o una pregunta secreta.

Implementación de un cortafuegos

Otra de las mejores prácticas de seguridad para proteger tu sitio web y tu negocio en línea es la implementación de un cortafuegos. Un cortafuegos es un dispositivo o un programa que filtra el tráfico entrante y saliente de tu sitio web o tu plataforma digital, y bloquea o permite el acceso según unas reglas preestablecidas. Un cortafuegos es importante por varias razones:

Previene ataques externos

Evita que los atacantes accedan a tu sitio web o a tu plataforma digital desde fuera, ya que bloquea las peticiones o los paquetes sospechosos o maliciosos que puedan contener virus, malware, spam o código malicioso. Así, se protege la integridad y la disponibilidad de tu sitio web o tu plataforma digital. Esto es especialmente relevante si quieres saber cómo proteger tu sitio web de ataques cibernéticos, porque los cortafuegos son una de las principales barreras de defensa contra ellos.

Controla el acceso interno

Controla el acceso interno a tu sitio web o a tu plataforma digital, ya que permite o restringe el acceso a determinados recursos, servicios o funciones según el nivel de autorización o el rol del usuario. Con estas prácticas de seguridad para proteger tu sitio web, se respalda la confidencialidad y la privacidad de los datos y se evita el uso indebido o no autorizado de los mismos.

Monitoriza el tráfico y genera registros

Monitoriza el tráfico entrante y saliente de tu sitio web o tu plataforma digital, y genera registros o informes sobre las actividades realizadas, los incidentes detectados, las alertas emitidas o las acciones tomadas. Así, se facilita la gestión y la auditoría de la seguridad y se puede detectar y solucionar cualquier problema o amenaza.

Uso de certificados SSL para cifrado de datos

Otra de las mejores prácticas de seguridad para proteger tu sitio web y tu negocio en línea es el uso de certificados SSL para cifrado de datos. Los certificados SSL (Secure Sockets Layer) son unos documentos digitales que acreditan la identidad y la autenticidad de un sitio web o una plataforma digital, y que permiten el cifrado de los datos que se transmiten entre el servidor y el cliente. El uso de certificados SSL es importante por varias razones:

Garantiza la seguridad y la confidencialidad de los datos

El uso de certificados SSL asegura que los datos que se envían o se reciben desde tu sitio web o tu plataforma digital no sean interceptados, modificados o robados por terceros no autorizados, ya que se cifran con un algoritmo matemático que solo puede ser descifrado por el destinatario legítimo.

Si quieres implementar prácticas de seguridad para proteger tu sitio web, este es un factor que no puedes ignorar, ya que, si tu sitio web o tu plataforma digital maneja información sensible o financiera de tus clientes, como datos personales, contraseñas, números de tarjeta o transacciones, pueden verse amenazados.

Mejora la confianza y la credibilidad de tu marca

El uso de certificados SSL transmite una imagen profesional y responsable a tus visitantes y clientes potenciales, lo que aumenta su confianza y su disposición a interactuar con tu negocio en línea.

Por el contrario, un sitio web o una plataforma digital sin certificado SSL puede generar desconfianza, rechazo o incluso miedo, lo que puede afectar negativamente a tu reputación y a tus ventas.

Optimiza el posicionamiento SEO de tu sitio web

El uso de certificados SSL también mejora el posicionamiento SEO de tu sitio web, ya que los motores de búsqueda como Google valoran positivamente la seguridad como un factor de calidad y relevancia.

Además, permite que tu sitio web use el protocolo HTTPS (Hypertext Transfer Protocol Secure), que es más rápido y seguro que el protocolo HTTP (Hypertext Transfer Protocol), y que ofrece una mejor experiencia de usuario.

Si quieres saber más sobre los métodos efectivos para asegurar tu sitio web, te recomendamos que uses un certificado SSL para cifrar los datos que se transmiten entre tu sitio web y tus clientes. De esta manera, podrás proteger tu sitio web y tu negocio en línea de forma fácil y rápida.

Respaldo regular de la base de datos y los archivos del sitio web

Otra de las mejores prácticas de seguridad para proteger tu sitio web y tu negocio en línea es el respaldo regular de la base de datos y los archivos del sitio web. El respaldo o backup es el proceso de copiar y guardar los datos y los archivos que componen tu sitio web o tu plataforma digital en un lugar seguro y accesible, como un disco duro externo, una nube o un servidor remoto. El respaldo regular es importante por varias razones:

Recupera los datos en caso de pérdida o daño

El respaldo regular te permite recuperar los datos y los archivos de tu sitio web o tu plataforma digital en caso de que se pierdan o se dañen por algún motivo, como un ataque cibernético, un error humano, un fallo técnico, un desastre natural o un borrado accidental. 

Así, puedes restaurar tu sitio web o tu plataforma digital a su estado anterior y minimizar las consecuencias negativas, por lo que es una de las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web que más se aconsejan.

Mantiene la continuidad y la disponibilidad del negocio

El respaldo regular te permite mantener la continuidad y la disponibilidad de tu negocio en línea, ya que te permite reanudar las operaciones lo antes posible en caso de que se produzca una interrupción o una caída del servicio, por lo que es una de las prácticas de seguridad para proteger tu sitio web que se deben considerar.

De esta manera, puedes evitar perder clientes, ingresos o reputación por no poder ofrecer tus productos o servicios.

Cumple con las normativas y leyes vigentes

El respaldo regular te permite cumplir con las normativas y leyes vigentes en materia de protección de datos y seguridad informática, ya que te obligan a garantizar la integridad, la disponibilidad y la recuperación de los datos que manejas. Con esta acción, evitas posibles sanciones o multas por incumplimiento o negligencia.

Como se puede ver, las mejores prácticas de seguridad para proteger tu sitio web son necesarias, desde el uso de contraseñas seguras y únicas, así como el mantenimiento del software actualizado, la protección contra ataques de fuerza bruta, o la implementación de un cortafuegos, entre otros aspectos de vital importancia.

La seguridad en línea es un aspecto fundamental para cualquier negocio que quiera tener éxito y crecer en el mundo digital. Esperamos que estos pasos clave para garantizar la seguridad de tu sitio web, sean de gran utilidad para consolidar el éxito de tu marca.

María Rondón

Soy María, redactora experta en comparativas de software. Te ayudo a elegir las mejores herramientas para administrar e impulsar tu negocio.

Quizás te interese...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Prueba Nuestra Nueva Herramienta!

Suscríbete a nuestro Newsletter y desbloquea por completa nuestra herramienta de optimización de imágenes. Sube hasta 50 imágenes simultaneas para convertir, optimizar y geolocalizar con nuestra herramienta.