<--Awin verification 001-->
julio 15, 2024

Prompt engineers: Un lucrativo oficio de la era IA

Actualizado: 1 junio, 2024

 Prompt engineers: Un lucrativo oficio de la era IA

¿Sabes qué son los prompt engineers y cuál es su labor? En una vivienda campestre, disfrutando cervezas con su círculo cercano, Guillermo Montero, un joven de 28 años, termina discutiendo sobre la inteligencia artificial (IA).

Aunque sus amigos reconocen su pericia en el tema, la mayoría no comprende bien su labor. Uno expresa su descontento: ha intentado usar ChatGPT, una herramienta que ha transformado el ámbito en su primer año, para redactar correos electrónicos atractivos para sus clientes de marketing digital, pero siente que la IA aún no está a la altura.

Montero replica: «El problema es que no estás especificando correctamente tus requerimientos». En pocos minutos frente a la computadora, logró lo que su amigo necesitaba. Diseñó el prompt – el mensaje que se envía a ChatGPT para obtener una respuesta – perfecto. Esa es la esencia de su trabajo. Montero se desempeña como uno de los prompt engineers que está dando de qué hablar.

Montero, con su computadora siempre a la mano, responde a cada interrogante con entusiasmo, desplegando un torrente de palabras claras y accesibles que simplifican temas complejos. Aunque habla de conceptos avanzados, su lenguaje es directo y sus opiniones, claras y lógicas.

Tras pasar una hora con él, uno tiene la sensación de que el mundo tal como lo conocemos está a punto de transformarse radicalmente: «Estamos ante algo más revolucionario que la revolución industrial, es impresionante y hermoso a la vez. Pero también es intimidante, porque hay aspectos de la IA que incluso los prompt engineers no pueden ver».

La transformación que la IA promete en el mundo laboral está todavía en sus inicios, pero ya se vislumbran los primeros empleos generados por esta tecnología. Una simple búsqueda en sitios de empleo muestra una variedad de puestos con salarios atractivos en áreas como la ética en la IA, el desarrollo de asistentes virtuales, la seguridad de sistemas basados en IA, o el green computing para mitigar el elevado consumo energético de estas tecnologías.

Entre estas emergentes profesiones, los prompt engineers o ingenieros de peticiones brillan con especial fuerza. A medida que este campo avanza rápidamente, la pregunta que queda en el aire es: ¿acabarán estos nuevos roles siendo también reemplazados por la IA en el futuro?

Entendiendo las capacidades de la inteligencia artificial

Escepticismo hacia la inteligencia artificial

En un periodo breve de apenas un año, ChatGPT ha escalado a ser la aplicación de inteligencia artificial más utilizada jamás, con millones de usuarios a nivel global. Casi todos han experimentado al menos una interacción curiosa con esta IA generativa que responde a preguntas variadas con una asombrosa semejanza a las respuestas humanas. No obstante, su eficacia en tareas prácticas cotidianas no ha alcanzado el mismo nivel de popularidad.

Numerosos estudiantes, reacios a dedicar tiempo a tareas extensas, han recurrido a esta herramienta con fe ciega, y parece que en muchos casos han logrado engañar a sus profesores, haciéndoles creer que el trabajo presentado era de su autoría y no de la máquina. En la opinión pública todavía falta un entendimiento claro sobre cómo la IA puede ser útil en la vida diaria, y menos aún una convicción de que las respuestas proporcionadas por ChatGPT sean consistentemente precisas.

En una investigación reciente efectuada por la OCU durante el último verano, un 24% de los participantes mencionaron la «desconfianza en las respuestas proporcionadas» como motivo principal para no usar la herramienta. Josep Curto, docente en el área de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), insiste en que «nunca debemos asumir que ChatGPT es perfecto. Es más, debido a su naturaleza generativa, está predispuesto a cometer errores».

«Para aprovechar al máximo ChatGPT, es esencial entender a fondo sus capacidades, aprender a formular preguntas más efectivas, identificar una gama extensa de fuentes confiables para verificar las respuestas y cultivar una mente crítica para continuar aprendiendo», aconseja Curto, delineando las cualidades esenciales para estar en el grupo de los prompt engineers competentes.

Funciones de los prompt engineers

Funciones de los prompt engineers

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Recopilación de mejores prompts de ChatGPT para marketing

Para empezar, desglosaremos lo esencial. Así lo explica Gonzalo Méndez Pozo, jefe del Departamento de Ingeniería de Software e Inteligencia Artificial y profesor en la Facultad de Informática de la UCM.

– ¿En qué consiste un prompt?

Son las instrucciones iniciales que se proporcionan a una IA generativa para producir el resultado más adecuado que cumpla con un requisito específico, ya sea de usuarios, clientes o miembros de un equipo».

-¿Qué son los prompt engineers?

-«Sonlos responsables de redactar de forma estructurada estos prompts de ChatGPT».

En otras palabras: los individuos que dan instrucciones precisas a la IA para lograr un resultado deseado. Los perfiles aptos para esta nueva profesión son más diversos de lo que se podría imaginar, abarcando desde expertos en informática hasta lingüistas y matemáticos.

Guillermo Montero comenzó en el campo del marketing digital hace diez años. Su perfil está firmemente ligado a la informática. Posee habilidades de programación, creaba sus propios sitios web y tenía experiencia en ciberseguridad. Su aprendizaje en IA fue autodidacta, algo común en quienes son expertos en este campo emergente.

«Experimenté un cambio laboral durante el cual tuve 15 días para adaptarme porque me habían revocado los accesos y, como no tenía otra tarea que realizar durante ocho horas al día, decidí explorar ChatGPT para cualquier fin que se me ocurriera», cuenta este madrileño que, desde hace unos meses, es uno de los prompt engineers que cuenta su experiencia, y que presta servicio en una empresa de marketing digital.

Por diversión, comenzó a crear sitios web con ChatGPT sobre un tema específico, incluyendo todas las categorías pertinentes, miles de artículos con imágenes, textos en negrita e hipervínculos internos. Todo esto generado en cuestión de horas o minutos, y generando tráfico. «Cuando lo lees, no tienes ni la menor idea de que ha sido redactado por una máquina», afirma. Un trabajo que, normalmente, necesitaría equipos de decenas de personas trabajando juntas durante semanas o meses.

¿Cuál es el secreto para aprovechar al máximo la IA?

El secreto para aprovechar al máximo la IA

Según Montero, radica en el lenguaje, que no es técnico, sino el español o inglés cotidiano que usarías con cualquier persona. «Lo esencial aquí, y siempre lo digo, son los conocimientos básicos de gramática de secundaria, te lo aseguro, repasar las analogías, los distintos estilos de escritura… Conocer eso realmente enriquece las respuestas», comenta el ingeniero de prompts de ChatGPT.

«Hay un montón de detalles que puedes explorar. Puedes solicitar que incorpore onomatopeyas, o usar comparaciones y metáforas para aclarar conceptos complejos. Incluir esas instrucciones al final le obliga a buscar otras vías y cambia totalmente el tono».

Actualmente, son pocos los profesionales en el mercado con esta especialización, lo que resulta en que las empresas estén dispuestas a ofrecer salarios significativamente más altos que el promedio. El desafío para quien desee embarcarse en esta carrera es encontrar compañías que reconozcan la necesidad de este rol.

«Se paga bien, he visto ofertas de hasta 400,000 euros al año», revela Montero. «Pero necesitas hallar una empresa que haya identificado esa necesidad. Es como cuando Excel apareció por primera vez, la gente decía: ‘Prefiero seguir usando el ábaco’. Es lo mismo ahora, hasta que la gente se dé cuenta de lo mucho que puedes automatizar con un ordenador».

-¿Se podrá llegar a automatizar también el trabajo de los prompt engineers?

-«Por supuesto, pasaba el día creando prompts de ChatGPT y pensé: ‘Si tengo que hacer tantos, ¿por qué no diseñar un prompt que los genere?’. Fue una solución que me llegó naturalmente. Así que sí, incluso este trabajo eventualmente será reemplazado por la automatización».

Transformación laboral impulsada por la IA

Transformación laboral impulsada por la IA

El vestíbulo del complejo de oficinas, situado en el noreste de Madrid, rebosa de trabajadores en traje que recién concluyen su día laboral. En la primera planta, la empresa NTT Data, dedicada a la consultoría tecnológica, da inicio a su celebración navideña.

Sandra Miguel Juan, originaria de Zamora y con tan solo 25 años, lleva apenas dos meses trabajando en la compañía y accede a charlar con nosotros en la planta baja, ahora vacía. Rodeada de consultores, prompt engineers y desarrolladores, pocos esperarían encontrar a una lingüista como ella, titulada en estudios de inglés, pero su educación ha resultado ser el complemento perfecto para su puesto actual como ingeniera de prompts de ChatGPT.

«Desde que inicié mis estudios universitarios, tenía claro que la enseñanza no era lo mío», comenta Sandra. «Todo el mundo me decía: ‘Es una locura, no estudies eso si no quieres enseñar’. Pero yo pensaba: ‘Algo surgirá, no sé qué, pero algo surgirá'».

Lo que surgió fue un viejo compañero que le introdujo a un ámbito totalmente nuevo para ella y, probablemente, para la mayoría de las personas: la lingüística computacional. Esto ocurrió hace apenas tres años, y Sandra afirma que el campo ha experimentado una rápida evolución desde aquel entonces, cuando solo había tres programas de máster en esta especialidad en toda España.

Optó por el ofrecido por la Universidad Complutense de Madrid, conocido como ‘letras digitales’, y desde ese punto, su carrera progresó a gran velocidad.

Una herramienta que te permite ser productivo

Una herramienta que te permite ser productivo

Después de concluir su proyecto de fin de máster junto a Telefónica y la RAE, comenzó sus prácticas en NTT Data, su actual lugar de trabajo. Ahí inició su incursión en el desarrollo de asistentes virtuales, «una labor que se asemeja en parte a lo que realizan los prompt engineers», profesión a la que llegó de manera inesperada.

«Recuerdo estar experimentando con ChatGPT y comentarle a algunos colegas y superiores: ‘Vaya, parece que este ChatGPT no capta nada’. Y siempre me quedará grabada la respuesta que recibí: ‘No es que no entienda, es que no sabes cómo formularle las preguntas’. Eso me picó la curiosidad. Me puse a investigar por mi cuenta y tomé algunos cursos en línea, porque no existe, en realidad, una formación formal y ampliamente reconocida en este campo».

En la actualidad, estima que aproximadamente el 70% de su labor involucra interactuar con la IA y minimiza las visiones más catastróficas acerca de esta y el futuro del trabajo intelectual. «Sin duda influirá, pero no creo que nos reemplace en nuestros empleos.

Considero que es una herramienta que, si se maneja adecuadamente, te permitirá ser más productivo en tus tareas. Así que, si llegas a perder tu trabajo, será porque alguien que supo aprovechar la IA te superó, no por la IA en sí misma».

¿Cómo se debe utilizar correctamente la inteligencia artificial? ¿Qué perfiles prevalecerán en un entorno laboral futuro donde la IA sea una herramienta más? «Es crucial tener experiencia en tu área, porque si le pides a mi madre que haga lo que yo hago, a pesar de que digan que GPT lo hace todo, ya te aseguro que ella no va a entender las respuestas que recibe», comenta jocosamente la joven ingeniera de prompts.

«Además, es fundamental aprender a manejar las herramientas en sí y, en el ámbito del ingeniería de prompts de ChatGPT, creo que es valioso, por ejemplo, tener una formación en lingüística. Las capacidades comunicativas de alguien con conocimientos en lingüística no son las que posee un ingeniero típicamente. El secreto reside en que si sabes cómo formular las preguntas, recibirás las respuestas que buscas».

La tarde avanza y el complejo de oficinas empieza a vaciarse. Centenares o incluso miles de los denominados trabajadores de oficina, entre consultores, abogados, tecnólogos y analistas, llenan la estación de tren cercana en su camino a casa, aparentemente desconectados de un futuro que, según las predicciones más sombrías, se cierne sobre ellos.

Muchos de sus empleos podrían desvanecerse, sus roles absorbidos por la IA, de la misma manera que, hace décadas, innumerables trabajadores manuales vieron sus tareas reemplazadas por máquinas. Aunque surgirán nuevas profesiones, como la de los prompt engineers, surge la incertidumbre sobre si estas también serán eventualmente subsumidas por una automatización total.

«Por el momento, este oficio parece limitarse a la etapa inicial de desarrollo de estos sistemas. La demanda actual surge de la complejidad en la operación de estas herramientas y su aún limitada adopción. Sin embargo, lo ideal sería que se integren naturalmente en las herramientas cotidianas de cada sector», señala el profesor Méndez Pozo de la UCM.

Josep Curto, de la UOC, anticipa que la ingeniería de prompts de ChatGPT se transformará en una habilidad que cualquier trabajador calificado deberá adquirir: «No se trata de una profesión con un largo futuro, sino más bien de una competencia esencial. Así como en el pasado era imprescindible dominar Word, Excel y PowerPoint, saber manejar adecuadamente las herramientas generativas se convertirá en una parte indispensable en el repertorio de habilidades de los prompt engineers».

Leonardo Pedraza

Soy Leonardo, redactor especializado en noticias de tecnología y negocios. Te brindo insights para optimizar e impulsar tu empresa.

Quizás te interese...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Prueba Nuestra Nueva Herramienta!

Suscríbete a nuestro Newsletter y desbloquea por completa nuestra herramienta de optimización de imágenes. Sube hasta 50 imágenes simultaneas para convertir, optimizar y geolocalizar con nuestra herramienta.