<--Awin verification 001-->
junio 22, 2024

SEO y cambio de diseño del sitio web: cómo mantener tu posicionamiento

Actualizado: 1 junio, 2024

 SEO y cambio de diseño del sitio web: cómo mantener tu posicionamiento

El mundo del SEO y cambio de diseño del sitio web se encuentra en constante evolución. Para muchas empresas, el rediseño de su página es un paso esencial para mantenerse actualizados y competitivos.

Sin embargo, esta decisión no está exenta de desafíos, en especial cuando se habla de mantener o incluso mejorar el posicionamiento en motores de búsqueda. En este artículo, te guiaremos a través de los puntos cruciales a tener en cuenta para asegurar que tu rediseño no solo sea estéticamente atractivo, sino también SEO-amigable.

Introducción al SEO y diseño web

El SEO, o Search Engine Optimization, hace referencia a la serie de estrategias y técnicas utilizadas para mejorar la visibilidad de un sitio web en los motores de búsqueda. Por otro lado, el diseño web es el arte de crear una interfaz atractiva y funcional para los usuarios.

Ambos elementos, aunque diferentes en naturaleza, están intrínsecamente relacionados. Un diseño web mal ejecutado puede ser perjudicial para el SEO, mientras que un buen SEO puede no ser efectivo si el diseño del sitio web no es el adecuado.

La relación entre el diseño web y el SEO

SEO y cambio de diseño del sitio web: relación

El diseño web y el SEO son dos disciplinas que, a primera vista, podrían parecer independientes. Sin embargo, están intrínsecamente conectadas y, de hecho, se complementan entre sí. Aquí te explicamos cómo y por qué.

Estructura y arquitectura del sitio

La forma en que está estructurado un sitio web influye directamente en cómo los motores de búsqueda rastrean y entienden su contenido. Una estructura clara y lógica facilita la indexación del sitio por parte de los buscadores. Sitios web con una arquitectura sólida y URLs bien estructuradas suelen ser más «amigables» para los motores de búsqueda, lo que favorece un mejor posicionamiento.

Velocidad de carga

Uno de los elementos más evidentes donde diseño y SEO se cruzan es en la velocidad de carga de un sitio. Diseños muy pesados, con imágenes no optimizadas o con múltiples scripts y estilos, pueden ralentizar considerablemente la carga de una página. Google y otros buscadores priorizan los sitios que cargan rápidamente, ya que ofrecen una mejor experiencia al usuario.

Diseño responsivo

En la era actual, donde el uso de dispositivos móviles para navegar por internet supera al uso de ordenadores de sobremesa, un diseño web que no sea responsivo está condenado al fracaso. Además de ofrecer una pobre experiencia al usuario, Google penaliza a los sitios que no están optimizados para móviles, lo que afecta directamente su posicionamiento SEO.

Interacción y experiencia del usuario (UX)

La forma en que los usuarios interactúan con un sitio web puede ser un indicador de su calidad. Si los visitantes abandonan rápidamente una página o no interactúan con ella, puede interpretarse como una señal de que el contenido no es relevante o de que la página ofrece una mala experiencia. Por eso, un buen diseño que facilite la navegación y fomente la interacción es esencial para la retención de visitantes y, por ende, para el SEO.

Contenido visual y su optimización

Si bien el contenido textual es fundamental para el SEO, el contenido visual (imágenes, videos, infografías) también juega un papel crucial. No solo enriquecen la experiencia del usuario, sino que, si están bien optimizados (con etiquetas alt, títulos, compresión adecuada, entre otros), pueden contribuir significativamente al posicionamiento del sitio.

Integración de la palabra clave

El diseño web también debe considerar cómo y dónde se integran las palabras clave. Estas deben estar presentes en lugares estratégicos, como títulos, subtítulos y metadescripciones, pero sin sacrificar la naturalidad y legibilidad del contenido.

En líneas generales, un buen diseño potencia la eficacia del SEO, mientras que una estrategia SEO sólida puede guiar las mejores prácticas de diseño. Ambas disciplinas, trabajando en conjunto, garantizan que un sitio no solo sea estéticamente atractivo, sino también funcional y optimizado para los motores de búsqueda.

Errores comunes de diseño que afectan el SEO

Existen múltiples errores de diseño que pueden perjudicar tu SEO. Uno de los más comunes es no tener en cuenta la velocidad de carga. Si tu página tarda demasiado en cargar, los usuarios pueden abandonarla antes de que se complete, lo que puede aumentar la tasa de rebote y afectar negativamente tu posicionamiento.

Otro error frecuente es no considerar la optimización móvil y diseño responsivo. En la era actual, donde los dispositivos móviles son protagonistas, tener un diseño que no se adapte adecuadamente a estos dispositivos es un error grave. Google, por ejemplo, da prioridad a los sitios que están optimizados para móviles, por lo que no tenerlo en cuenta puede ser perjudicial para tu SEO.

La importancia de la experiencia del usuario (UX) en el diseño web no puede ser subestimada. Un diseño complicado o poco intuitivo puede alejar a los usuarios, lo que afectará directamente las métricas clave de rendimiento de tu sitio.

Migraciones de sitio web y su impacto en el SEO

Una de las acciones que más temen los especialistas en SEO es la migración de un sitio web. Y es que, si no se hace correctamente, el impacto puede ser devastador. A la hora de hablar sobre cómo evitar la pérdida de tráfico después de un rediseño web, es fundamental considerar todos los elementos SEO que ya estaban trabajando a favor del sitio.

Cambio de URLs en tu página

Por ejemplo, si decides cambiar las URLs de tus páginas, los motores de búsqueda podrían interpretarlas como contenido nuevo, haciendo que todo el esfuerzo y tiempo invertidos en posicionamiento previamente se pierdan.

Es aquí donde radica la importancia de las redirecciones 301 en el rediseño web. Al redirigir correctamente las antiguas URLs a las nuevas, se le indica a los buscadores que el contenido ha sido trasladado, conservando así el valor SEO acumulado.

Además, es fundamental contar con herramientas para monitorear el SEO durante un rediseño web. Estas herramientas te ayudarán a detectar posibles fallos a tiempo y a asegurarte de que el tráfico y la visibilidad no se vean afectados negativamente.

Optimización móvil y diseño responsivo

SEO y cambio de diseño del sitio web: diseño responsivo

La tendencia móvil ha ido en aumento en la última década. Actualmente, una gran parte de los usuarios accede a sitios web a través de dispositivos móviles. Por ello, no es suficiente con tener un diseño que simplemente «se vea bien» en estos dispositivos, sino que es crucial que esté optimizado para ellos.

Para los propietarios de sitios web y marcas, esto representa tanto un desafío como una oportunidad. Y es aquí donde entran en juego la optimización móvil y el diseño responsivo.

¿Qué es el diseño responsivo?

El diseño responsivo, o responsive design en inglés, es un enfoque de diseño web que busca que un sitio web se visualice y funcione de manera óptima en una variedad de dispositivos, desde ordenadores de sobremesa hasta smartphones.

Utiliza una combinación de rejillas flexibles, imágenes y estilos CSS para adaptar la presentación del sitio web al tamaño de pantalla del dispositivo que lo está visualizando.

Beneficios del diseño responsivo

Experiencia de usuario homogénea: Sin importar desde qué dispositivo acceda el usuario, la experiencia será consistente, lo que facilita la navegación y la interacción.

Mejora en el posicionamiento: Google y otros motores de búsqueda favorecen los sitios optimizados para móviles, lo que significa que un diseño responsivo puede mejorar tu posicionamiento en los resultados de búsqueda.

Mantenimiento simplificado: Al tener un único diseño que se adapta a todos los dispositivos, se reduce la necesidad de gestionar y actualizar múltiples versiones del sitio.

Optimización móvil: más allá del diseño

La optimización móvil no solo se trata del diseño. Implica garantizar que todas las características y funcionalidades del sitio funcionen sin problemas en dispositivos móviles. Algunos aspectos clave de la optimización móvil incluyen:

Velocidad de carga: Los sitios web deben cargarse rápidamente en dispositivos móviles, donde la conexión puede no ser tan rápida como en una conexión fija.

Interactividad táctil: Los elementos interactivos, como botones o enlaces, deben ser lo suficientemente grandes y estar espaciados para facilitar el toque con un dedo.

Contenido optimizado: El contenido, especialmente el visual, debe adaptarse y renderizarse adecuadamente en pantallas más pequeñas sin comprometer la calidad.

Funcionalidades móviles: Considerar características específicas de los móviles, como la geolocalización, para ofrecer experiencias personalizadas.

La optimización móvil y el diseño responsivo ya no son simplemente «buenas prácticas» o «extras recomendados». Son esenciales. Este enfoque no solo beneficia la experiencia del usuario, sino que también es valorado por Google, que considera la adaptabilidad móvil como un factor de ranking.

La importancia de las pruebas A/B en cambios de diseño

Antes de implementar cambios drásticos en el diseño, es recomendable realizar pruebas A/B. Estas pruebas implican comparar dos versiones de una página para ver cuál funciona mejor en términos de conversión o cualquier otro KPI determinado.

En el contexto del SEO y cambio de diseño del sitio web, las pruebas A/B pueden ayudarte a entender cómo estos cambios pueden afectar la interacción de los usuarios y, por ende, tu SEO.

Al evaluar diferentes elementos, como la disposición de contenido, colores, CTA (llamadas a la acción) y otros factores, puedes asegurarte de implementar un diseño que no solo sea atractivo, sino que también cumpla con tus objetivos de negocio y SEO.

Consejos para una transición de diseño SEO-amigable

SEO y cambio de diseño del sitio web: consejos

Lanzar un nuevo diseño para tu sitio web es un proceso emocionante pero, al mismo tiempo, cargado de desafíos, sobre todo si deseas mantener tu posicionamiento actual. A continuación, te ofrecemos algunos consejos clave para garantizar una transición suave:

Realiza un análisis exhaustivo del sitio actual

Antes de hacer cualquier cambio, es esencial conocer el estado actual de tu sitio web. Identifica qué páginas tienen un buen rendimiento en términos de SEO, cuáles atraen más tráfico y cuáles tienen las mejores tasas de conversión. Esta información te ayudará a determinar qué áreas requieren mayor atención durante el proceso de rediseño.

Planifica las redirecciones

Ya hemos mencionado la importancia de las redirecciones 301, pero no podemos subestimar su relevancia. Si decides cambiar las URLs, asegúrate de que cada URL anterior esté redireccionada correctamente a su nueva ubicación. Esto preservará la autoridad de la página y garantizará que los visitantes no se encuentren con molestos errores 404.

Mantén la estructura de enlazado interno

El enlazado interno es vital para el SEO. Asegúrate de que el nuevo diseño mantenga una estructura de enlazado coherente y lógica. Los enlaces internos no solo ayudan a distribuir la autoridad de la página por todo el sitio, sino que también facilitan la navegación de los usuarios.

No descuides el contenido

En el contexto del SEO y cambio de diseño del sitio web, el contenido sigue siendo rey. Asegúrate de que el rediseño no diluya la calidad o relevancia del contenido que ya existe. Además, es el momento perfecto para revisar y optimizar cualquier contenido que pueda haber quedado desactualizado.

Realiza pruebas intensivas antes de lanzar

No te apresures a lanzar el nuevo diseño sin antes probarlo a fondo. Comprueba todas las funcionalidades, enlaces, formularios y, por supuesto, cómo se visualiza y comporta en diferentes dispositivos y navegadores. Además, utiliza herramientas SEO para escanear el sitio y asegurarte de que no haya problemas evidentes.

Monitoriza el rendimiento después del lanzamiento

Una vez que hayas lanzado el nuevo diseño, la tarea no termina allí. Es vital monitorizar el tráfico, el comportamiento de los usuarios, las conversiones y, por supuesto, el posicionamiento en motores de búsqueda. Si detectas anomalías o caídas significativas en el rendimiento, deberás actuar rápidamente para solucionar cualquier problema que pueda haber surgido.

Recomendaciones finales

El proceso de rediseño de un sitio web, aunque necesario en muchos casos, no está exento de riesgos en términos de SEO. Sin embargo, con una planificación cuidadosa y considerando cada uno de los aspectos mencionados anteriormente, puedes asegurarte de que esta transición no solo mantenga, sino que potencie tu presencia en los motores de búsqueda.

Mantente al día con las tendencias y mejores prácticas del sector, y no dudes en buscar la ayuda de expertos si sientes que el proceso te supera. El SEO y cambio de diseño del sitio web deben ir de la mano para garantizar el éxito a largo plazo.

Pierangela Morillo

Soy Pierangela, redactora especializada en reviews de software. Te ofrezco análisis detallados de aplicaciones para administrar empresas.

Quizás te interese...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Prueba Nuestra Nueva Herramienta!

Suscríbete a nuestro Newsletter y desbloquea por completa nuestra herramienta de optimización de imágenes. Sube hasta 50 imágenes simultaneas para convertir, optimizar y geolocalizar con nuestra herramienta.