<--Awin verification 001-->
julio 20, 2024

GPT-4 y el test de Turing: la IA que engaña como humano

 GPT-4 y el test de Turing: la IA que engaña como humano

Una inteligencia artificial habría superado por primera vez el test de Turing. GPT-4, el avanzado modelo de lenguaje creado por OpenAI, ha logrado pasar esta evaluación que determina si una máquina puede demostrar inteligencia en su comportamiento. Un estudio revela que varias personas no pudieron distinguir la IA de un ser humano durante una conversación.

Investigadores de la Universidad de California en San Diego realizaron un estudio con 500 individuos a quienes se les solicitó interactuar con diversos interlocutores. Los participantes conversaron con tres programas de inteligencia artificial y con personas reales en sesiones de hasta cinco minutos. Al evaluar los resultados, los científicos descubrieron que un 54% de los participantes identificaron a GPT-4 como si fuera una persona real.

El estudio, publicado en arXiv como preprint, evaluó tres sistemas en un test de Turing aleatorio. Los investigadores utilizaron GPT-3.5, GPT-4 y ELIZA, uno de los primeros programas de procesamiento de lenguaje natural creado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts entre 1964 y 1966. Aunque era evidente que este último no superaría las pruebas, los científicos lo emplearon como un punto de referencia para los participantes.

Cada participante fue asignado a un grupo aleatorio donde entablaron conversaciones con humanos o inteligencia artificial a través de una aplicación de mensajería de texto. Tras una sesión de cinco minutos, los participantes debían emitir un veredicto sobre si pensaban que estaban charlando con una persona o una IA.

Humanos incapaces de diferenciar GPT-4 de una persona real

Los resultados del estudio han dejado atónitos a los científicos. Después de analizar los datos, el grupo de investigadores descubrió que más de la mitad de los participantes no supieron distinguir entre una IA y un ser humano.

  • 54% creyeron que GPT-4 era una persona real.
  • 50% pensaron que GPT-3.5 era una inteligencia artificial.
  • 22% supusieron que ELIZA tenía cualidades humanas.

Los investigadores afirman que los sistemas capaces de hacerse pasar por humanos podrían tener consecuencias económicas y sociales significativas. «Podrían desempeñar funciones reservadas para trabajadores humanos, engañar al público general o a sus propios operadores, erosionando la confianza social en las interacciones auténticas», indicaron.

Aunque GPT-4 consiguió superar el test de Turing, los científicos consideran que este test puede ser demasiado simplista, ya que no toma en cuenta el estilo conversacional o los factores emocionales. «Los factores estilísticos y socioemocionales juegan un papel más importante para aprobar el test que las nociones tradicionales de inteligencia», añadieron.

¿Qué es el test de Turing y por qué es importante?

Qué es el test de Turing y por qué es importante
La capacidad de GPT-4 para superar el test de Turing marca un hito significativo en el campo de la inteligencia artificial

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Adobe integra Firefly 3 para crear imágenes con inteligencia artificial

El test de Turing, ideado por Alan Turing en 1950, es un método tradicional utilizado para determinar si una máquina puede demostrar un comportamiento inteligente. En esta prueba, un juez humano conversa con dos entidades ocultas: otro humano y una máquina, a través de texto o voz. Si la máquina logra engañar al juez durante una porción significativa del tiempo, se considera que ha alcanzado un nivel de inteligencia comparable al humano.

Esta prueba ha sido un punto de referencia crucial en la investigación de la inteligencia artificial. Sin embargo, también ha generado debates sobre la naturaleza de la inteligencia y la conciencia. El test de Turing no mide necesariamente la verdadera comprensión o creatividad, por lo que algunos científicos argumentan que las máquinas podrían superarlo al memorizar respuestas o imitar patrones de conversación.

Alan Turing predijo que, a finales del siglo XX, «las máquinas jugarían tan bien el juego de la imitación que un interrogador promedio no tendría más del 70% de posibilidades de hacer la identificación correcta tras cinco minutos».

En conclusión, la capacidad de GPT-4 para superar el test de Turing marca un hito significativo en el campo de la inteligencia artificial. Sin embargo, plantea importantes cuestiones éticas y prácticas sobre el futuro de la interacción humano-máquina. Los investigadores enfatizan la necesidad de continuar evaluando y mejorando los métodos para distinguir entre IA y seres humanos, considerando tanto los aspectos técnicos como los socioemocionales de estas interacciones. Las implicaciones de estos avances podrían redefinir la forma en que las sociedades perciben y utilizan la inteligencia artificial en diversas áreas de la vida cotidiana.

Leonardo Pedraza

Soy Leonardo, redactor especializado en noticias de tecnología y negocios. Te brindo insights para optimizar e impulsar tu empresa.

Quizás te interese...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Prueba Nuestra Nueva Herramienta!

Suscríbete a nuestro Newsletter y desbloquea por completa nuestra herramienta de optimización de imágenes. Sube hasta 50 imágenes simultaneas para convertir, optimizar y geolocalizar con nuestra herramienta.