<--Awin verification 001-->
junio 22, 2024

Técnica Pomodoro: ¿Cómo Aumentar la Productividad?

Actualizado: 1 junio, 2024

 Técnica Pomodoro: ¿Cómo Aumentar la Productividad?

Nos interesa mucho saber cómo aumentar la productividad y encontrar cualquier método que pueda mejorar mi eficiencia tanto en la vida diaria como en el trabajo. Sin embargo, algunos trucos, casi clichés, no suelen atraerme. Uno de ellos era la técnica Pomodoro, una estrategia comúnmente recomendada para mejorar la concentración.

¿Por qué es Importante?

Vivimos constantemente distraídos, expuestos a notificaciones, interrupciones y tentaciones a un scroll de distancia. Es cada vez más crucial establecer límites que nos ayuden a aumentar nuestra capacidad de concentración. Si trabajamos con un ordenador, el riesgo de distracción se multiplica.

¿En qué consiste la técnica Pomodoro ?

La técnica Pomodoro, desarrollada por Francesco Cirillo en los años ochenta, es una metodología que divide el trabajo en períodos de 25 minutos, seguidos de descansos de cinco minutos. Después de cuatro ‘pomodoros’, se recomienda tomar un descanso más largo, de 15 a 30 minutos.

Estos intervalos cortos están diseñados para maximizar nuestra concentración y minimizar el agotamiento.

En la Práctica

La idea de trabajar por bloques de tiempo me sonaba extraña, quizás por la inercia de ver el trabajo como una maratón continua que cada uno termina como puede. La idea de forzarme a parar cada 25 minutos me parecía incluso contraproducente. Pero, decidido a probar, me sometí a la disciplina de los temporizadores.

Eso sí, de una forma flexible: si la cuenta atrás llega a cero y estoy a punto de terminar algo, no tengo problema en alargarlo tres o cinco minutos más. Creo que es mejor eso que desconectar y luego tener que reconectar.

Los Espacios

Ver el trabajo como una maratón suele introducir distracciones que fácilmente se nos van de las manos. Con la técnica Pomodoro, esas distracciones ya tienen un compartimento asignado que dura cinco minutos y en los que podemos hacer lo que queramos, pero solo durante esos cinco minutos. Y si nos quedamos con ganas de más, en menos de media hora volveremos a tener otra oportunidad.

Y durante los tiempos de trabajo, no hay excusas. No hay visitas furtivas a páginas web, no hay redes sociales, no hay mensajes en WhatsApp.

La Clave

La mencionada flexibilidad es crucial. A veces el trabajo requiere pasar dos horas sin parar. A veces, tenemos que volver prematuramente de un descanso. Saber adaptarse y ser honestos con nosotros mismos es lo que distingue que esta técnica nos funcione o no.

Otras Técnicas Similares

La técnica Pomodoro se basa en cuatro sesiones de 25 minutos de trabajo con 5 minutos de descanso, seguidas de un descanso más largo. Pero hay otras técnicas que quizás se ajusten mejor a cada persona:

  • Flowmodoro: Trabaja tanto como puedas de forma concentrada y sin distracciones. Luego descansa un minuto por cada cinco minutos trabajados. Si has estado una hora, descansa unos seis minutos.
  • Dos Mitades: Divide el trabajo en dos sesiones tan largas como necesites, pero sin descansos ni distracciones. Entre ambas, descansa 10 minutos y añade otros 15 minutos de descanso final. Por ejemplo, 45 minutos de trabajo, 10 de descanso, otros 45 de trabajo, 15 de descanso.

Puedes ajustarlas como quieras, la regla básica es usar sesiones de trabajo concentrado, libres de distracciones, de forma realista y que se ajuste a nuestro contexto laboral. Y entre cada sesión, pequeños descansos que se alarguen cuando llevemos un buen rato trabajando.

Aplicaciones

Existen muchas aplicaciones móviles o de escritorio que pueden ayudarnos, aunque un simple temporizador en nuestro móvil es suficiente. A partir de ahí, podemos complicarnos con widgets, alertas, etc. Recomendamos Focused Work, pero es una elección personal. También hay servicios web como Pomofocus.

En resumen, aprender cómo aumentar la productividad utilizando la técnica Pomodoro puede ser una excelente manera de mejorar nuestra concentración y eficiencia en el trabajo. La flexibilidad y la adaptación a nuestras necesidades personales son clave para que esta técnica funcione.

¡También te puede interesar! Transformar la oficina en casa aumenta la productividad

María Rondón

Soy María, redactora experta en comparativas de software. Te ayudo a elegir las mejores herramientas para administrar e impulsar tu negocio.

Quizás te interese...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Prueba Nuestra Nueva Herramienta!

Suscríbete a nuestro Newsletter y desbloquea por completa nuestra herramienta de optimización de imágenes. Sube hasta 50 imágenes simultaneas para convertir, optimizar y geolocalizar con nuestra herramienta.